lunes, 23 de abril de 2012

Un viajero… ¿Diferente?

¡¡Hola Chic@s!!

¿Cómo estáis? Hoy es el día del libro. ¡¡Espero que lo disfrutéis!! ¿Qué haréis? Yo espero disfrutar por las calles de Barcelona en busca de mis autores favoritos. Haré mañana una crónica y la compartiré con vosotros.

Hoy os dejo un nuevo relato que espero os guste y disfrutéis.

¡¡Mil Besos y Hasta Pronto!!

Un viajero… ¿Diferente?

Cuando conseguí el trabajo no me lo podía creer, llevaba meses parada y no veía salida en ese infierno. Me pasaba horas delante del ordenador y pateándome las calles en busca de una oportunidad, así que cuando me llamaron y me dijeron que me habían seleccionado esta eufórica. No me prometían nada del otro mundo, un pequeño contrato y un sueldo mediocre, pero no me importaba. Cualquier trabajo era bueno y no podían quejarme dadas las circunstancias. Solo había un detalle que me aterraba, la jornada laboral empezaba a las seis de la mañana y no estaba acostumbrada a coger el metro sola a esas horas. No es que no creyese en la seguridad del servicio pero siempre tuve miedo.

La primera mañana, cuando iba a trabajar, temblaba. En la boca del metro miraba de un lugar a otro intentando familiarizarme con las personas que viajaban. Había unas cincuenta personas en mi parada. Mujeres, hombres, algunos trajeados, otros con ropaje de operarios, en fin, trabajadores como yo. Pero de repente, lo vi. Había un joven, alto, moreno, con un cuerpo atlético que iba perdido escuchando música. Parecía risueño, tenia la mirada medio cansada y estaba distraído. Él al contrario que yo, no estaba pendiente de nada. Esperaba pacientemente los dos minutos que quedaban a que entrara el tren, mientras yo era incapaz de mantenerme quieta.

Fui acercándome poco a poco hacia él. No se explicar porque, pero quería verlo de cerca, me atraía como un imán. Cuando estuve a escasos centímetros de él, el metro llego y ambos entramos por la misma puerta. El joven permaneció de pie, mientras yo preferí sentarme a una distancia corta donde pudiese observarlo con atención.

Él bajo dos paradas antes que yo. Recuerdo la sensación de cuando lo vi marchar, por un instante casi olvido que debía ir a trabajar y corro hacia él. Me hubiese gustado saber donde se dirigía, como se llamaba e incluso si su subida al metro había sido de forma esporádica o lo haría diariamente. Me había quedado con ganas de hablar con él. ¿Por qué? Aun no lo se, fue una de estas situaciones que ni tu misma puedes explicar, algo diferente, algo especial…

Aquel día no deje de pensar en el joven, mi nerviosismo por el nuevo trabajo paso a un segundo puesto y me pase todo el día distraída intentando cavilar futuros encuentros. Siempre me gusto soñar despierta, y aquella vez no fue diferente.

Cuando sali de trabajar, lo volví a ver. Estaba de nuevo en la boca de metro, dos paradas después de donde bajo. Me desconcertó verlo allí de nuevo, mucha casualidad hasta para mí que creía en ellas. Seguía con la mirada perdida e iba escuchando música como si el resto del mundo no fuera con él. Permanecía quieto y paciente esperando el metro, en la misma posición que por la mañana. No miraba nada en concreto y subió al metro casi por inercia. Su mirada y la mía nunca coincidieron, pero esa vez, sentirlo cerca hizo que me estremeciese.

Esa vez bajo conmigo, en mi parada, en la misma que por la mañana, pero quizás no creáis lo que vi. Salió del metro una vez éste ya estaba en marcha y con las puertas cerradas. Cuando fui a salir pensé que bajaría mas tarde ya que no hizo amago de moverse, pero cuando espere a que el metro saliese de la estación y verlo por última vez a través de las ventanas, apareció a mi lado. ¿Imaginación? ¿Ficción? ¿Realidad? No lo sé, pero loca no estoy y cada mañana lo veo rondar por la estación con la misma ropa, los mismos cascos y la misma expresión.


5 Corazones:

Déborah F. Muñoz dijo...

Feliz día del libro. Lo que haré será estudiar porque mañana tengo examen ¬¬

Florencia Fire dijo...

¡Hermoso relato! Feliz día del libro ^^
Me gustó tu blog, es una suerte haberlo encontrado.
Saludos, estimada Astarielle.

ChanWo dijo...

simplemente wow! acabo de conocer tu blog y ya me he quedado impresionada con tu relato y disfruta del dia de san jordi

Astarielle dijo...

M alegra k os guste, spero veros mxo x aki ^^

ChanWo dijo...

me encantaria por cierto me llevo tu botón a mi sección de afiliados

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...